En las que te funcionen. Y ya. Ya hemos acabado. Pero como Google no nos va a pillar un post de 21 palabras, vamos a tener que extendernos un poco más y justificarlo y tal, ¿no? Sería lo suyo.

En realidad una de las cuestiones que más nos preguntan las pequeñas empresas que llegan hasta nosotros es: «¿En qué redes tengo que estar?»

Parece un post viejo, de esos de «Descubre todo lo que Facebook, la nueva red social puede hacer por tu negocio», pero después de ver varios desaguisados como negocios que no pintan nada en Instagram o cuando llega alguien diciendo que ha oído hablar de Pinterest o Tik-Tok y que le preparemos una campaña en ellas, bueno, queremos comentar un par de cosas.

Realmente una empresa debe estar en aquellas redes sociales donde se encuentre su público. De nada te sirve estar en Twitter si no solo no te escucha nadie sino que además quienes te siguen son otras empresas con hasta menos idea que tú de cómo funciona esta red.

Pregúntate antes: ¿sabes si tu público está ahí? Es decir, en Facebook está casi todo el mundo. Solo las generaciones más jóvenes, los centennials, es posible que no tengan perfil, porque «es de viejos», pero tener una fanpage y trabajarla es esencial para controlar qué se dice de ti.

Puedes programar tus contenidos, lanzar ofertas, crear campañas publicitarias bastante asequibles, pero no te muevas por el «es que hay que estar».

Hazlo porque te resulta efectivo y tienes respuesta, porque sabes que tu público está ahí y puedes interactuar con él y darle contenidos de valor. No solo sobre tu negocio sino también del sector, cultivar la escucha activa que te dirá por dónde van sus intereses e inquietudes.

Instagram es una red profundamente visual que exige constancia, crear contenidos a diario. ¿Tienes ese tiempo? Si contratas a una empresa que te lo lleve, ¿puedes proporcionar ese material de continuo para que no parezca que reciclan las mismas diez fotos una y otra vez? ¿Puedes realizar directos y stories? Instagram puede reportarte muchos beneficios de visibilidad e interacción, pero sobre todo si estás pendiente de la red, de los mensajes directos, de las tendencias hacia las que se orienta.

Las redes sociales son muy útiles pero exigen el compromiso del tiempo, tiempo que muchas veces estás dedicándole a tu negocio y la automatización solo funciona hasta un punto. Por ello el repaso de las redes sociales tiene que ser algo integrado en tu día a día para, como pequeño negocio, estar pendiente de si hay mensajes, poderlos contestar y hacer alguna publicación extra si es menester.

La óptica con la que abordar las redes sociales siempre será la de aportarle algo a tu público objetivo, pero  también dándote visibilidad.

¿Quieres estar en redes? Valora qué te aportan y qué sacas de ellas, y entonces sabrás dónde estar.

A %d blogueros les gusta esto: