Una de las tendencias que más furor hacen (y como técnica de Growth Hacking) es el llamado fast content.

¿Qué es el fast content y por qué realizarlo en mi estrategia?

No todo es SEO ni todo es linkbuilding. El fast content es más fresco, dinámico, genera visitas y engagement. Permite una relación de cercanía con tus usuarios conocidos y por conocer, cubriendo mucha audiencia con poco esfuerzo. Pero no todo es bonito ni un campo de margaritas (virtuales). El fast content debe ser fácil de asimilar, centrándose en una sola idea que llegue sin dificultad y pueda ser acepada sin que se considere intrusiva.

Porque el fast content se debe a que es fácil, sencillo, y que puede insertarse en bumper ads tanto como en las propias historias de tus redes sociales. Es altamente viralizable y ayuda a dotar de entidad a tu reputación online, se siente como que la imagen de marca se mueve y es tridimensional. Pero no todo vale.

Crear mucho, indiscriminado y lanzarlo en todos los canales es perjudicial ya que la falta de target específico diluye la efectividad.

Claves

Es por ello que hay que observar las claves de este tipo de contenido para mejorar loa efectividad del fast content:

Segmentación: tienes que conocer quién es tu audiencia objetivo y dónde se encuentra.

Pertinencia: no hagas contenido estandarizado «para llegar a todos». Haz algo que llame la atención, que acabe con un problema de tu audiencia y que rápidamente les haga saber cómo acabas con su necesidad.

Hazlo fácil: no te pongas rebuscado: palabras e ideas sencillas, infografía y diseño práctico y llamativo y un mensaje eficaz.

Conéctalo: que no sea un mensaje único. Conéctalo a más mensajes y a contenido de tu web (coordinado con tu estrategia de contenidos).

Analiza: no te olvides de observar lo eficaz que es en tus redes, examinando las estadísticas, publicando en las mejores horas posibles (Metricool te puede echar una mano) y realiza variaciones para poder hacer distintas versiones del mismo mensaje de forma fresca y novedosa.

fast contentFormatos:

Existen diversas formas de realizar fast content y que sea asimilado de forma rápida y eficaz.

Si bien es cierto que el video es el rey y los contenidos en instagram storiessnapchat (de donde se toma la idea) o las stories de Facebook, que pueden ser las mismas de instagram ya que se comparten de forma inmediata, no es el único. Sí que es uno de los que más efectividad tienen pero las infografías se comparten fácilmente y las animaciones y gifs también ayudan mucho a la diseminación y viralización de este tipo de contenidos.

A %d blogueros les gusta esto: