Agencia de Marketing digital: muchas veces un sinónimo de evolución de negocio tanto como de liantes. A veces héroes y otras villanos. Y es que una agencia de marketing digital en Málaga (lo geolocalizamos porque cada localidad es un microcosmos que hay que conocer perfectamente para evolucionar los proyectos en él adecuadamente) debe moverse siempre con el tiendo de quien ha sido mordido muchas veces y ya conoce el terreno, esa sabana de negocios y depredadores, pero también ese lugar de oportunidades.

 

Una agencia de marketing digital debe conocer muchos campos de actuación, siendo polivalente, múltiple, capaz de acercarse a cualquier sector, y, a la vez, conocer el propio. Pero en un ambiente tan cambiante como este (antes éramos «agencia de marketing» a secas, ahora somos digitales, pero no exclusivamente), la adaptabilidad es nuestra enseña, igual que también, por desgracia, el acostumbrarnos a ver no ya a la competencia de quien no se puede sino aprender, sino la cantidad de intrusismo presente en un negocio donde cualquiera cree poder medrar (solo hay que ver los términos y usuarios del Stupid Marketing, o del «sobrinity manager«). En la agencia de marketing digial, grande o pequeña, encontramos multitud de perfiles trabajando juntos para lograr los objetivos del cliente, pero siempre unos objetivos realistas, acordados, unos KPIs conscientes y que representen algo para el cliente.

sé responsable, bro

Sé responsable, bro.

No vale con que el cliente te diga «Quiero vender tanto como el Corte Inglés» cuando ni siquiera conoce su propio sector, las potencialidades de su producto o de su servicio. Ese punto donde arranca la consultoría de marketing y que nos lleva a los profesionales qué se cocina en la trastienda. Es ese momento en el que la agencia se da cuenta de que tiene por delante también una labor sino evangelizadora (los predicadores no le caen bien a nadie) sino de «educar» al cliente, presentándole qué es lo habitualmente lógico y esperable, sobre todo si conocemos el sector. Los milagros a Lourdes, porque en el marketing los atajos siempre acaban llevando al lado oscuro, ese lado que a Google no le mola y acaba por castigar con fuerza y contundencia tirando todo el trabajo que se ha realizado hasta entonces. Y ¿vuelta a empezar? No. Porque el cliente habrá volado.

Agencia de marketing difital malaga

Google castigando a una web. Imagen muy rara en la naturaleza.

 

La responsabilidad que tenemos por delante en cuanto al marketing digital es el de ser transparentes y decir la verdad, saber qué se puede hacer y poner muy en claro lo que NO vamos a hacer. Pero sobre todo aconsejamos, mostramos caminos, escuchamos lo que el cliente tiene que decir y volcamos todo nuestro saber hacer en campañas, diseños, webs y todo lo que pueda necesitar un cliente para llegar a los suyos, a su vez, pero sin caer en promesas de lo que no es. Pero siendo creativos, atrevidos, copys de calidad y con puntos de vista que traten de poner a nuestro cliente por delante de su competencia. Ese es nuestro trabajo. ¡Y por eso nos gusta tanto!

A %d blogueros les gusta esto: