Cuando se trata de llevar a cabo las estrategias para un proyecto web, el SEO es el centro de todo pues este es determinante en el éxito que se pueda tener o no en la web. El SEO consiste en una serie de técnicas para mejorar el posicionamiento de un sitio en los principales buscadores, en especial al denominado “Gigante de Internet”, el muy temido Google.

Google es como el amigo que todos quieren tener, y cómo no si es el motor de búsqueda más utilizado en todo el mundo. Pero, como todo en la vida, con su última actualización de algoritmo han surgido algunos cambios. Te ofrecemos algunos consejos para que no te quedes atrás y puedas tomar Acciones para gustar más al algoritmo de Google.

El tráfico es uno de los elementos más valorados por Google, si un sitio tiene mucho tráfico, lo más común es que Google pose su lupa sobre este y analice detalladamente cómo se comporta dicho tráfico dentro de su web, pues no todo el tráfico tiene el mismo valor. Dependiendo de este valor, Google otorgara un ranking que puede ser bueno o malo.

Para generar un tráfico de buena calidad, es necesario ofrecer contenido propio, de interés para el público al que quieras llegar, sin trucos ni engaños. Además de interactuar con tus visitantes. Otro de los elementos importantes para Google son los enlaces o backlinks entrantes que recibe un sitio web. Este es un punto que no debe dejarse a un lado, sería un error hacerlo, pues el buen uso de estos puede marcar la diferencia.
Y una vez más, la base para la construcción de enlaces de calidad es un buen contenido. Mientras mejor sea tu contenido, mayor será la posibilidad de mejorar tu reputación. Además de tener enlaces de aspecto natural, con fluidez y nada forzado.

Así, cuanto más tráfico consigas, tendrás un mayor número de enlaces entrantes naturales que te permitirán recibir enlaces de palabra clave pura y mejorar los resultados. El contenido pilar también juego un papel mega importante para una web ya que ayuda a la audiencia a comprender mejor toda la información que se trata de transmitir mediante tu sitio al mismo tiempo que beneficia tu posicionamiento en buscadores.

Lo que caracteriza a un contenido pilar es que posee unas 2.000 palabras por artículo y esto a Google le fascina pues sienten que se ofrece mucha información al lector y de esta forma se promueve la permanencia de este en tu sitio, disminuyendo así la tasa de rebote. Pero cabe destacar que dichos contenidos deben ser de calidad, propios, únicos y muy informativos.